Hernán Fuentes Cruz es un colibrí que simplemente quería aprender a volar.

Más de 25 años reconstruyendo nuestra memoria histórica vinculada al Teatro Musical Nacional. Cuenta la leyenda que los dioses del teatro eligieron al colibrí para transportar energías, deseos y pensamientos de libertad de un lugar a otro. Por eso nadie lo ha visto a este pequeño colibrí en una jaula.

Nació en diciembre en la década de los 70´ en la Villa San Luis de Las Condes, en el campamento “Ho chi Minh” aquí su vida se enmarca en el proyecto comunitario que más adelante, sería el Jardín Belén. El campamento fue erradicado y fueron divididos en cuatro lugares de Santiago. A un año de vida llegó a la población “La Bandera”.

Desde niño, el arte fue su manera de escapar de la pobreza e injusticias sociales. A sus siete años, en la década de los años 80 canal 7 (TVN) comenzó a dar una serie llamada Fama, que trataba de una escuela de artes escénicas situada en el Bronx, un ghetto marginal en Nueva York. En la serie había una maestra de ballet que decía “La fama cuesta y aquí es donde van a pagar con sudor”. Esta frase de Debbie Allen hizo click. Y él dijo que “Algún día yo voy a tener una escuela de teatro musical”

La población “La Bandera” es el lugar donde Hernán Fuentes Cruz creció, se educó y le torció la mano al destino. Su resiliencia fortaleció su historia. Aquí ha desarrollado un trabajo social-comunitario y artístico con una metodología de Educación popular.

En la actualidad trabaja como orientador, encargado de Convivencia Escolar de la escuela Nanihue. Es profesor de Educación general básica de la Universidad Autónoma de Chile y profesor de Educación Física con un magíster en educación, mención en Gestión y Liderazgo de la Universidad Católica Silva Henríquez.

Durante el año 2015-2016 fue el Director de Derechos Humanos e Inclusión social de la Municipalidad de San Ramón en las áreas de Diversidad sexual, programa prevención en VIH-SIDA, Migrantes y refugiados.

En el año 2018 asume la coordinación del área de Diversidad sexual, Jornadas de conversatorios sobre VIH-SIDA en la comuna de Cerro Navia.

Hoy su motor de vida es el “Teatro Musical”, su familia y sus hijos. Aprendiendo de sus errores. Dejando de lado su propio ego y creyendo en el otro, fue entramando este tejido social. Hernán escribió una historia de esfuerzo, resiliencia y colectividad.

APRENDIÓ A VOLAR
En 1990 comenzó a estudiar Danza Espectáculo con los coreógrafos Hugo Urrutia, Fernando Henríquez y actuación con Andres Pavez y Roberto Pablo Fariña. Trabajo en diferentes performances junto al Director de Teatro Andrés Pérez Araya y al productor Vicente Ruíz y la coreógrafa Vicky Larraín.

En el año 1993 crea TEA -M- DANZ. Hoy conocida como TMD es una compañía de teatro musical, pionera y precursora del género transformándose en uno de los directores y autores de Teatro Musical Chileno más importantes del país.

En 1995 fue a Argentina y allá pudo conocer a Pepe Cibrián Campoy y Ángel Mahler, los padres del Teatro Musical trasandino. Durante casi una década se radica en ese país comienza a viajar a Chile para estudiar y compartir estos conocimientos y perfeccionamientos en Teatro Musical con Varios exponentes entre ellos Gustavo Zajac, Manuel Vallejos, Susan Ferrer y Ricky Pashkus.

Desde el año 1998 crea la Escuela de Teatro Musical “Hernán Fuentes” inserta en pleno corazón de la población “La Bandera” donde las artes escénicas y el teatro musical son el medio de transformación social. Trabajando con niños, niñas y jóvenes vulnerables y en riesgo social. Con ningún apoyo ni recursos gubernamental o municipal, han sacado adelante este titánico sueño de “Teatro Musical para todos”

“Amor sin banderas” en 2015 de Canal 13. Marco un momento importante en su trayectoria artística. Fue Rodrigo Leiva productor ejecutivo y creador del primer docu realitty musical de la televisión nacional, quien creyó en Hernán Fuentes Cruz. Generando en él, un cambio radical en su forma de trabajar profesionalmente en el teatro musical.

Autor de los musicales “LA BANDERA” …MAS QUE UN MUSICAL (2003), “LA QUINTRALA” …EL MUSICAL CHILENO (2005), “GO…EL SHOW DEBE CONTINUAR” (2007) y “CLAVEL ROJO”… SOY GLADYS, UNA REVOLUCION MUSICAL (2018)

En el año 2009 es el creador y socio fundador de la ONG CONATEMUCH CORPORACION NACIONAL DEL TEATRO MUSICAL CHILENO.

En el año 20017 es el creador y gestor de los PREMIOS CARMEN en una alianza de CONATEMUCH y TMD COMPAÑÍA DE TEATRO MUSICAL. Un homenaje en vida para Carmen Barros, Premio anual que buscar reconocer lo mejor del Teatro Musical Chileno.

Ha sido el director de los musicales “LA PERGOLA DE LAS FLORES”, “CANTATA SANTA MARIA DE IQUIQUE”, “EL ROBOT PING PONG”, “CANTO PARA UNA SEMILLA”, “BROADWAY EN CHILE” entre otros espectáculos dramáticos musicales.